Recuperar el IVA de los tiques es una realidad. Cualquier empresa tiene derecho a la recuperación de parte de este impuesto en actividades relacionadas con sus trabajos o promoción. Sin embargo, la gestión de estos documentos no puede hacerse de cualquier manera, ya que una deducción incorrecta acarrea sanciones de hasta el 50 % de la cuota.

Completar la información de los tiques para lograr la deducción

Esta es una de las claves más importantes para recuperar el impuesto. Los tiques no cuentan con toda la información necesaria, puesto que no aportan el nombre del adquiriente de los bienes o servicios que aparecen en el documento. Tal información es vital para lograr convencer a la administración de que debe realizarse la deducción, de otra manera se acabaría por sufrir la sanción correspondiente.

Para subsanar este problema es posible completar la información. Si las facturas simplificadas cuentan con el número de identificación fiscal del cliente, el domicilio del destinatario y la cuota de IVA, la administración procederá a la deducción.

Cabe destacar que estos datos pueden añadirse de diferentes maneras. Por un lado, el propio empresario puede escribirlos a mano en la factura simplificada, una solución sencilla. Por otro lado, el prestatario del servicio o vendedor del bien también puede hacerlo.

No obstante, la Agencia Tributaria podría llegar a dudar de la veracidad de la información, las falsificaciones serían muy simples de esta manera. Así, el organismo podría solicitar una prueba caligráfica con la que realizar las pesquisas convenientes. Además, es posible recurrir a un tercero para que complete la factura, pero deberá estar autorizado por la empresa que expidió el tique. Esta posibilidad es una de las claves de la eficiencia en la recuperación del IVA de 60dias con los acuerdos con proveedores.

Aportar una factura completa

Lo más sencillo para justificar la recuperación del gasto es aportar una factura completa. Estas cuentan con toda la información necesaria. Para conseguirla basta con acudir al profesional o empresario que ha prestado el servicio o vendido un producto y solicitarle la factura completa. Así, la factura simplificada es sustituida por la completa.

Además, cabe la posibilidad de aportar varios tiques en una misma factura recapitulativa, pero deberán referirse a actividades realizadas en el mismo mes natural. El tiempo es muy importante para realizar estas acciones. Si se posee un tique expedido hace un año, no es posible solicitar la factura completa. No es una petición razonable, ya que el principio de prescripción limita estas peticiones a un tiempo corto para evitar fraudes. En este caso debes solicitar una factura de canje, que sustituye al tique y no tiene implicaciones fiscales, lo que permite recuperar el IVA soportado de hasta los últimos 4 años.

También cabe recordar que los tiques o facturas deben estar relacionados con la actividad empresarial. No es posible solicitar la deducción del impuesto por haber tomado un café, haber comido en un restaurante o haber repostado en una gasolinera. En estos casos, aunque se aporte una factura completa no tendrá validez alguna.

Pensamientos finales

El IVA de los tiques puede deducirse siguiendo estas indicaciones, por lo que seguirlas es una gran idea. En 60días buscamos facilitar la realización de estos trámites al máximo y ayudar a las empresas a recuperar el IVA de los tiques de gastos.

Imagen cortesía de stevepb en Pixabay