El IVA intercomunitario es un impuesto complejo que se genera como resultado del desarrollo del comercio entre los países miembros de la Unión Europea (UE). Esta norma impositiva se estableció con el propósito de unificar las políticas que rigen la gestión del IVA por parte de las empresas que adquieren o venden productos o servicios a entidades en el extranjero, así como para facilitar el intercambio entre socios intercomunitarios.

IVA intercomunitario: qué es exactamente

Se entiende que el IVA intercomunitario como un tributo que grava el consumo en operaciones que tienen lugar en el seno de la UE. Según su base regulatoria, siempre que los empresarios o autónomos que pertenezcan al Registro de Operaciones Intracomunitarios (ROI) realicen una transacción comunitaria no tendrán necesidad de aplicar el IVA en las facturas emitidas a algún cliente dentro de la eurozona.

De este modo, el gasto que realiza el comprador para adquirir los productos será menor y, por ende, podrá obtener más rentabilidad. Si un comprador no pertenece al ROI, el vendedor tiene que incluir el IVA en su factura.

¿Cómo recuperar el IVA intercomunitario?

Las empresas o profesionales que pertenecen al ROI tienen la posibilidad de hacer la deducción total del impuesto aplicado a las compras realizadas en la zona comunitaria. Para ello, deben cumplir con las siguientes condiciones:

  1. Los artículos o los servicios adquiridos deben estar estrechamente relacionados o contribuir al desarrollo de su actividad profesional.
  1. La recuperación del impuesto tendrá lugar en el país donde se realizó la compra, por lo que se debe cumplir con el resto de las reglamentaciones vigentes en dicho territorio.
  1. Para que sea devuelto el importe pagado en concepto de IVA, es preciso conservar las facturas que justifiquen la compra.

En España, la deducción del IVA dentro del territorio nacional se realiza a través del modelo 303 en las declaraciones que se realizan por trimestre a la Agencia Tributaria. En cambio, si el gasto tuvo lugar en el extranjero, se debe presentar el modelo 360 en la sede electrónica de la Agencia.

Para realizar la solicitud de la deducción se debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. La fecha límite es el 30 de septiembre del próximo año.
  1. Es preciso realizar una solicitud para cada país donde se haya comprado.
  1. La cantidad mínima para solicitar es 50 euros.
  1. Si el importe está dentro del rango de los 50 a los 400 euros, se presenta el modelo anualmente.
  1. Si la cantidad es superior a los 400 euros, se puede presentar el modelo cada trimestre.

La deducción del IVA solo es aplicable en el caso de comercializaciones dentro de los países miembros de la UE. Además, tiene alcance para los países de la UE que poseen acuerdos de reciprocidad con otros que no son miembros. En el caso de España, estos países son Canadá, Japón y Suiza.

En suma, la figura del IVA intercomunitario fue diseñada para facilitar su devengo dentro de la zona euro. En algunos casos, la recuperación del impuesto por las empresas o los profesionales puede ser engorrosa en especial si solo dispones de los tiques; siendo esto así, resulta recomendable contar con el asesoramiento expertos como 60dias.

Imagen cortesía de NakNakNak en Pixabay.